Hoy la cultura es la ciencia, los intelectuales de letras están desfasados

Read the full article →
[ Wed. May. 11. 2005 ]

En 1959 el científico y novelista C. P. Snow publicó el libro Las dos culturas:de un lado, estaban los intelectuales de letras; de otro, los de ciencias. Snow lamentaba que, en los treinta, los primeros se habían apropiado de la palabra intelectual y sugería que una tercera cultura emergería y llenaría el vacío de comunicación entre los intelectuales de letras y los científicos.

Hacia principios de los años noventa, John Brockman (Boston, 1941), que en los sesenta ya había sido una curiosa mezcla entre artista y promotor del panorama multimedia de la época, y que desde los ochenta ejercía como agente literario, lanzó un manifiesto por la Tercera Cultura, aunque con un concepto diferente al de Snow: "La tercera cultura reúne a aquellos científicos y pensadores empíricos que, a través de su obra y su producción literaria, están ocupando el lugar del intelectual clásico a la hora de poner de manifiesto el sentido más profundo de nuestra vida, replanteándose quiénes y qué somos".

El sábado, Brockman participó en un encuentro sobre la Tercera Cultura en el marco del festival Kosmopolis en el CCCB. La Vanguardia habló con él antes del debate.

CIENCIA Y CONDICIÓN. La ciencia se ha convertido en manos de Brockman en un ramillete de best sellers a cargo de las primeras cabezas de cada área, en el bien entendido de que "los pensadores de la tercera cultura son los nuevos intelectuales públicos" y de que "la ciencia es la única noticia hoy. Y para la gente es muy importante. Tener un presidente progresista es importante, pero nadie votó la electricidad, internet, las pastillas anticonceptivas o el fuego. Las grandes invenciones que lo cambian todo, la tecnología, están basadas en la ciencia". "Y es importante participar en sus preguntas - explica- porque hoy la cultura es la ciencia. Por primera vez la biología de la mente puede estudiar humanos y obtener conclusiones en las que podemos confiar, algo diferente a las ciencias sociales o a la aproximación psicológica", enfatiza.

La Tercera Cultura "trata de que todos se puedan comunicar, de que no escriban sus ideas en revistas minoritarias a las que no tienen acceso los demás, y de que se cree "una gran conversación" entre todos.

LO QUE VIENE.

Entre las ideas que llegarán más tarde o más temprano por aquí, destaca las del libro Your inner fish (Tu pez interior) ,aún no publicado, de Neil Shubin, un paleontólogo de Chicago que cree que no necesitamos explorar el desierto de Gobi para saber de dónde venimos: nuestro interior guarda, según él, en los huesos, genes y órganos, una rama entera del árbol de la vida. Para Brockman, los intelectuales de letras de toda la vida están desfasados, siguen manteniendo las mismas batallas que cuando él era joven. Sólo hay una diferencia: "Están cada vez más marginados". Por el contrario, John Brockman se enorgullece de haber pasado de libros científicos en editoriales universitarias a best sellers, porque "la gente necesita conocer".

People Mentions: